20 AÑOS: 20 DE DICIEMBRE

by concordia1

Cuando Domingo Cavallo presentaba la renuncia a su cargo de Ministro de Economía producto de la irrefrenable movilización en las calles y pese a que el Grupo Clarín gastó tapas enteras en “explicar” el corralito que había sublevado a las capas medias; ya habían pasado cosas. Probablemente quienes abrieron a los empujones una puerta lateral de la calle Dr. Florenza casi Diamante de la zona noroeste de Concordia no calcularon que habían encendido una mecha luego imposible de apagar. El local de Maxi Concordia abandonado albergaba demasiados alimentos sin consumir en una ciudad donde no llegaban recursos nacionales ni provinciales mientras el germen de la pobreza se iba apoderando de todo aquellos que eran expulsados a la sobrevivencia. Era la noche del viernes 14 de diciembre de 2001.

El sábado 15 ocurría lo mismo en el local de calle Sarmiento y San Lorenzo ya con tensiones con la policía que no terminaron en represión por la mediación de referentes sociales. Y el domingo 16 con el otro local de la misma empresa que había sido vaciada económicamente en los meses previos por los patrones dejando decenas de trabajadores en la calle.

La voz ya se había corrido y era un hecho: saquear el entonces Hipermercado Norte de Avenida Eva Perón. Por la noche de ese mismo domingo y a la espera del lunes 17 comenzó a concentrarse gente proveniente de los alrededores y de barrios populares en general, exponiéndose a pasar toda la noche ante las fuerzas policiales que acudieron desde toda la provincia a defender el lugar.

La extensa jornada del 17 fue con la tensión hacia arriba y con la negociación de dueños de la empresa, Municipio y Provincia para descomprimir con bolsones que fueron entregados hacia las 17 hs de ese día con un sol que partía el pavimento. La desconcentración fue con una redada policial que se llevó puesto lo que encontraba, como a Patricio Escobar, del movimiento de Desocupados de la CTA de Concordia. Un preso político que pasó la Navidad en una celda de la Central de Policía sin un delito que se le imputase.

En esos días los saqueos y enfrentamientos entre comerciantes y saqueadores en los barrios se reprodujeron en diversos focos de la ciudad.

Luego se sucedieron las renuncias, los cacerolazos en Buenos Aires, el estado de sitio que se vivió a comercios cerrados y calles en silenciosa expectativa.

Un helicóptero se iba con un Presidente, 40 muertos, una batalla campal en la Plaza donde las botas ni a las Madres de Plaza de Mayo respetaron y un vacío de poder imposible de calcular.

¿Qué vimos en diciembre de 2001? El rostro de los nadies que es objeto de estigma, negación, burla y exclusión. Esos nadies que reclaman a veces silenciosamente, otras veces a través de sus organizaciones sociales, ser escuchados y no ser el número del 50% de pobreza que lacera, desafía y debería obligar a revisar muchas cosas. Y vimos la impugnación a un modelo neoliberal y a quienes lo sostienen.

Una trabajadora estatal me recuerda que su historia con diciembre de 2001 empieza en realidad tomando edificios públicos por parte de ATE varios meses antes del estallido de diciembre cuando Patricia Bullrich implementó un recorte salarial del 13%. Como para reconocer y recorrer todos esos hilos que hicieron ese momento de la historia.

Y para otros, sin saberlo, había empezado militando un Seguro de Empleo y Formación con una consulta popular que promovía la CTA, precedida de numerosas movilizaciones, y cuyo núcleo no era discutir la pobreza sino la riqueza, en manos de quienes. Distribuir la riqueza. Justo es decirlo, estábamos bajo el ajuste del Fondo Monetario Internacional, cuyas “misiones” nos visitaban regularmente y cuyo programa estalló luego por los aires.

Hoy está terminando el 19 de diciembre de 2021. Veo en las redes que ganó las elecciones en Chile el candidato de una amplia izquierda, Boric, frente a un candidato de la derecha que quería soltar a todos los genocidas del proceso pinochetista. Un Chile que sufrió 17 años de dictadura neoliberal y una “democracia” armada por el Dictador que se va a hundir en el mar con la Constituyente que abrirá las alamedas del pueblo, tantas veces postergado, pisoteado, reprimido, perseguido, desaparecido. Boric propone más democracia, mas derechos humanos, más derechos para las mujeres y un impuesto a las grandes fortunas en el país modelo de desigualdad latinoamericana.

La misma forma de hacer política, las concepciones neoliberales no solo como economía sino como cultura: la misma forma que impregna todas las prácticas humanas que pusimos en crisis un diciembre de 2001. 

Porque como tantas otras veces, no se trata de otra cosa que el poder en manos de quienes y para qué tipo de sociedad.

Ese será el ejercicio de la memoria, la postergada justicia y homenaje para todas y todos nuestros caídos en aquellos días y en la lucha contra las políticas neoliberales.

(*) Periodista, docente, militante, miembro de AGMER Y CTA. Fue cronista de la revista JUNIO durante los sucesos de diciembre de 2001.

Comentar

¿Qué te pareció esta nota?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que te gustó

Podes seguirnos en las redes sociales