CAMEJO SOBRE FRANCOLINI: “GRACIAS A DIOS SE VA”

by concordia1

Tras el informe del Indec sobre el índice de pobreza, que destacó que, al cierre del primer semestre de 2022, las zonas con más pobreza fueron el área del Gran Resistencia en Chaco con 49,9% y Concordia en Entre Ríos con 49,2%, relegando a un tercer puesto al conjunto de partidos del Gran Buenos Aires con 42%, las cifras sin dudas dejan en evidencia que hay mucha gente que tiene trabajo, pero no alcanza a cubrir la canasta básica de alimentos, hoy situada en torno a los $ 119.000. Uno de los sectores emblemáticos que padece esa situación es el de los trabajadores estacionales como los cosechadores de citrus. El secretario general del Sindicato de la Fruta, Alcides Camejo, responsabilizó a los “malos políticos” por la falta de controles laborales en una actividad con altísimos porcentajes de trabajo en negro.  “No se meten en los barrios y no ven la realidad de los trabajadores. Ellos tienen que llevar apenas un pedacito de mortadela y dos panes para comer. Ganan $ 1.500 (por día) y tenés una familia tipo de dos chicos, vos y tu señora, ¿Que van a comer con $ 1.500? Tenés que mandarlo al colegio, vestirlo, pagar la luz, una tv por cable… ¿Cómo haces? Tenés que tener más cintura que Messi”, señalo Camejo a DIARIOJUNIO.

Cuando fue consultado sobre los sueldos en el sector, dijo que es muy irregular. “Así como puede sacar $ 1.500, puede sacar $ 2.000 o $ 2.500”, indicó. Al trabajar 23 días en el mes, la mensualidad puede rondar entre los $ 34.500, $ 46.000 o $ 57.500. En el mejor de los casos, es la mitad de la canasta básica situada en los $ 119.000. En el peor, menos de un tercio.

Camejo sostuvo que la desocupación baja en la ciudad, pero eso se debe a que mucha gente se emplea en actividades temporales como el arándano o el citrus. Chicos en edad escolar que cursan sus estudios a la mañana y a la tarde y en otros horarios trabajan en las quintas, o mujeres que también encuentran trabajo en esa actividad. Pero eso no significa que baje la pobreza en la misma escala. “Creo que estamos mano a mano con el Chaco, la provincia más pobre. Es una barbaridad”, indicó. Para el gremialista, eso se debe a que no hay un gobierno provincial ni una intendencia presente al momento de tratar la problemática de fondo: la situación de los trabajadores.

En el sindicato están negociando las paritarias con el sector empresarial. Camejo dijo que están a punto de cerrar una 15 o 20 % más de lo que se viene pagando. El martes habrá una nueva reunión para cerrar la discusión. En esa línea, sostuvo que están cerca de lograr un 50 % anual y también un bono pero están en duda respecto de esto último ya que hay posibilidades de que el gobierno nacional destine un bono para todos los trabajadores del país. “Pero eso vienen a ser remiendos. No solucionan el tema de fondo que es ‘blanquear’ a la gente, que tenga un sueldo digno, una obra social y una jubilación”, indicó.

Pero eso está lejos de suceder sin un gobierno que controle al sector empresarial. El sindicalista citó al abogado del gremio, quien dijo que los empresarios “quieren esclavos y no trabajadores”.  Para eso, la secretaria de Trabajo de la Provincia tiene las herramientas, pero: “tiene que venir una orden del gobernador pero lamentablemente no tenemos un gobierno, tenemos cualquier cosa y no existe la Secretaría de Trabajo. Está pintada”. De hecho, señaló que la repartición solo hizo dos inspecciones en toda la jurisdicción que incluye al departamento Federación.  “Es una vergüenza, solo dos inspecciones, y obviamente que encontró a todos los trabajadores en negro”, indicó.

Por otra parte, sostuvo que desde la intendencia no hubo intenciones de intervenir en esos temas. Y recalcó que el mandatario interino “gracias a Dios se va” ya que solo “se preocupaba en un bachecito, en remendar una cuadra, un pocito y no se mete en los barrios y ve la realidad de los trabajadores”.

El sindicalista pidió que en los ministerios o secretarias relacionas a las inspecciones laborales se designe a trabajadores que conozcan la realidad del sector y no a personas inoperantes o a empresarios que “van a pensar como empresarios”.

“Acá muy pocos se llevan el 99 % de la torta y el 1 % lo dejan para que se distribuya entre los trabajadores, las obras sociales, pero es muy poco y no alcanza. Acordate que el General Perón destinaba el 52 % para los trabajadores ya si le fue, le bombardearon la plaza y tuvo que exiliarse. Cristina lo dejó cerca del 48 o 49 % y así le fue. Es la unica compañera que pelea por los trabajadoras y que se planta pero así también le fue”, dijo Camejo, quien pidió por el retorno del ex gobernador Sergio Urribarri.  

Comentar

¿Qué te pareció esta nota?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que te gustó

Podes seguirnos en las redes sociales