CONVIVIR CON EL AGUA SERVIDA DE LAS CLOACAS: “YA ES EL COLMO, NO PODEMOS SEGUIR ASÍ”, MANIFESTÓ UNA VECINA

by concordia1

En el barrio Pompeya, una vecina contó cómo es vivir con aguas residuales en el interior de su casa donde habitan menores de edad con problemas de salud. Debieron armar un puente para poder cruzar y las criaturas “están encerradas”.

En la mañana de este jueves, cronistas de diario EL SOL-Tele5 acudieron al barrio Pompeya, precisamente a una vivienda ubicada sobre calle Güemes entre Humberto Primo y Nogoyá. Allí dialogaron con Graciela, una vecina que se vio en la necesidad de hacer pública la falta de atención por parte del Municipio ante los reiterados reclamos de convivir con residuos cloacales en el interior de su vivienda.

Cloacas barrio Pompeya_5

“Llamamos por teléfono y fuimos a reclamar (al EDOS). Nos decían que iban a venir a la tarde, después nos decían que iban a venir al otro día, pero no venían nunca”, manifestó indignada la mujer.  “No se aguanta más el olor nauseabundo. Tenemos que vivir con esto: comemos con esto en la casa. Ya es el colmo”, expresó Graciela.

Cloacas barrio Pompeya_1

“Se tapa la red y a lo que se tapa allá abajo, rebalsa para acá arriba. Pero nosotros no somos los únicos que estamos complicados, sino que son varios los vecinos que están en las mismas, toda la cuadra está afectada”, contó la vecina, quien relató que en su casa hay menores de edad.

“Mi nieto es asmático y tiene que estar respirando esto, también hay una nena de tres años que fue operada del corazón y hay otro nene que hace tres días salió del hospital con una cirugía. No podemos convivir así”, dijo la mujer en referencia a las complicaciones que esta situación acarrea para su familia y la de los vecinos.

“Desde que estamos con estos problemas llamamos todos los días, incluso hemos ido hasta la central. Ha ido mi marido, mi sobrino, mi sobrina, hasta los vecinos han ido a reclamar. Y no han hecho nada”, contó Graciela. Y comentó: “Hoy parece que ‘adivinaron’ que venían ustedes (cronistas de diario EL SOL-Tele5) y apareció una cuadrilla mágicamente”.

La damnificada tuvo que ubicar ladrillos para formar una especie de plataforma que le permitiera cruzar de un lado al otro del patio familiar. “El fondo no se puede usar y tenemos que tener a las criaturas encerradas para que no pisen esto, las criaturas no pueden vivir encerradas así”.

“Gracias a Dios vinieron hoy porque con este calor es imposible estar, además es muy peligroso para los más chicos. Pero trajeron el camión que parece que no funciona porque están queriendo destaparlo y no pueden. Dicen que lo mandaron del taller y no funciona”, concluyó con resignación.

Comentar

¿Qué te pareció esta nota?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que te gustó

Podes seguirnos en las redes sociales