EN UN AÑO LOS CONTRATOS DE ALQUILERES SE REAJUSTARON EN MÁS DEL 50 %

by concordia1

A un año y medio de la implementación en la Argentina de la Nueva Ley de Alquileres y con un presente post pandemia con economía en receso, inflación y pérdida del salario real, todavía sigue en debate si el nuevo régimen de locación cumple realmente con las expectativas que tanto reclamaron los Inquilinos agrupados. Actualmente, los índices que determinan los valores de aumentos están conformados en igual medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) y la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), que debe ser elaborado y publicado mensualmente por el Banco Central (BCRA). En criollo, los locatarios tuvieron que afrontar este mes reajustes que superaron el 50 %. A su vez, que los nuevos contratos sean por un mínimo de tres años y que el precio de alquiler solo pueda actualizarse cada 12 meses, hicieron que muchos propietarios corran a aumentar sus ladrillos especulando con la inflación venidera. Entonces, si bien es cierto que la modificación en el régimen de locación puso un marco jurídico y legar a lo que antes era un ‘si no te gusta, ya sabes dónde está la puerta’, la realidad parece indicar que así como está planteada la situación, la nueva Ley de Alquileres sea tal vez más contraproducente que productiva.

Sobre esta situación se manifestaron en DIARIOJUNIO Federico Gorsky, de Bonato&Gorsky División inmobiliaria y miembro de la Red Inmobiliaria Concordia, y Francisco Garcilazo, ex Secretario Adjunto de ATE y referente provincial de la Red ‘Inquilinos Agrupados’. “Nosotros notamos ya desde hace un tiempo que locador y locatarios están disconformes con la Nueva Ley, y de hecho estamos viendo que hay un interés de ciertos legisladores por volver a la modalidad de antes o hacer algún cambio, porque así como se plantea ahora no se puede continuar”, aseguró Gorsky. Por su parte, Gracilazo sigue defendiendo su pelea y retrucó: ‘Nosotros si estamos muy conformes con ella y sus resultados, porque puso un freno al atropello de inmobiliarias y propietarios’. Y añadió: ‘Es verdad que el informe del Banco central habla de un 48 % o 50 % de inflación, pero la verdadera inflación supera el 60 %, entonces ya estamos ganando’. 

Gorsky: ‘La Ley es perjudicial para inquilinos y propietarios’

Desde el sector inmobiliario coincidimos desde hace tiempo que la Reforma de la ley de Contrato de alquileres que tanto fue impulsada por la red de inquilinos, resultó contraproducente para ellos y para propietarios. Primero, porque antes de la reforma no había ajustes tan altos como se ven ahora, y al ser semestrales no producían tanto impacto al bolsillo. Eso, sin mencionar que generalmente se firmaba por un 15 % semestral o 30 % anual, pero jamás un 50 % como ocurre con estas variables. Ahora, una familia que cerró contrato de vivienda en noviembre del 2020 por $ 40 mil pesos, un año después tiene que desembolsar $ 60 mil, y el Índice va variando día a día, lo que implica que tal vez los contratos que se actualicen en diciembre sea del 55%”, advirtió el empresario.

En cuanto a propietarios, Gorsky afirmó que “ellos también pierden, porque al hacerse contratos por 3 años con una inflación que no se sabe de cuanto será y con todas las obligaciones que conlleva la nueva ley respecto a los carga tributaria, hace que la rentabilidad sea muy baja”. Y explayó: “El rubro inmobiliario en general está pasando un momento muy complicado, hay cada vez mas propiedades a la venta y pocos compradores porque tampoco hay líneas de crédito que acompañen la inversión o estabilidad inflacionaria que les asegure que podrán pagar las cuotas.  Antes al menos había ahorristas que invertían su dinero en el sector, pero hoy les resulta imposible. Por eso, antes que nada, es necesario que el gobierno contenga la inflación y a partir de ahí, quienes cuentan con dinero para invertir, comiencen a tener confianza”, concluyó.

Federico Gorsky

Garcilazo: “Sabemos que la 22751 no es la mejor ley, pero el avance que hemos tenido es enorme”.  

El referente provincial de Inquilinos Agrupados, Francisco Garcilazo, defendió la Nueva ley de Alquileres y aclaró que, si bien es cierto que el porcentaje de aumento anual hoy está elevado por el índice inflacionario, “se debe tener en cuenta que hablamos de un techo y no un piso como quieren hacer creer que las inmobiliarias”. Además, “la medición de los dos porcentajes que hoy está marcando el Banco Nación y que promedia el 50 % de inflación, no es la real. Sabemos que la verdadera inflación supera el 65 %, entonces, ya estamos ganando”. A su vez, “lo que se logra con esta Ley es que el inquilino tenga un respaldo legal y jurídico y pueda denunciar. Nosotros tenemos todas las herramientas para negociar y apoyarlos”

Y agregó: “El contrato a 3 años por ejemplo nos da una capacidad de ahorro para renovar. Antes teníamos aumentos cada 6 meses pero los sueldos no se movían, entonces no había como solventar un reajuste. Además, hay más opciones para presentar garantías y no esas sumas exorbitantes o propiedades que antes requerían. Entonces, lo que nosotros buscamos es una regulación de un mercado que siempre hizo lo que quiso, no vamos contra la propiedad privada, sino, con que haya una regulación”, resumió.

Francisco Garcilazo 

El dato duro y certero que arroja noviembre es que una persona que hasta el 31 de octubre pagaba $ 30 mil por un tres ambientes en un barrio no tan céntrico, los primeros días de este mes deberá desembolsar $ 45 mil para seguir en el mismo lugar, o pensar en gastar más del doble si prefiere en cambio aventurarse a buscar otra cosa. Y esto ocurre porque desde el 1 de julio del 2020, la normativa establece que, independientemente de a lo que se dedique el locatario, el precio de vivienda se establecerá de acuerdo a la inflación y los aumentos del empleado estatal. No obstante, la nueva Ley de alquileres ofrece una serie de modificaciones que sin dudas repercuten en el mejoramiento a la defensa del inquilino y de hecho promueven un asesoramiento y acompañamiento a la hora de denuncias y reclamos. Lo que no se sabe es si esa protección es eficiente. Pero de lo que no hay dudas es que el desembolso anual es enorme y a la hora de renovar, el bolsillo manda.

Comentar

¿Qué te pareció esta nota?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que te gustó

Podes seguirnos en las redes sociales