Warning: getimagesize(): Filename cannot be empty in /home/u632580173/domains/concordiaalinstante.com/public_html/wp-content/plugins/wp-open-graph/output.class.php on line 306

¿QUIÉNES MATARON A TERESITA?

by admin

Ayer, los investigadores policiales y de la justicia, volvieron a la escena del crimen, encontraron el probable lugar por donde podrían haberse infiltrado los asesinos para ingresar por la parte trasera de la casa y buscaron minuciosamente alguna otra pista, así como recorrieron metro a metro todas las casas de las inmediaciones buscando cámaras de seguridad pero parece que los asesinos van por el ascensor y los que lo quieren atrapar por la escalera. Hasta ahora no encuentran pistas firmes.

Es que los investigadores parecen no encontrar una sola pista que los oriente hacia los sujetos supuestamente encapuchados que la hermana de la difunta y su jardinero habrían encontrado al abrir la puerta de la vivienda de la calle San Luis.

Aunque volvieron a la casa los peritos de la División Criminología de la Departamental Concordia y uno de los tres fiscales asignados al caso, recién lo hicieron a las 11 de la mañana, para ver de nuevo (con un día y horas de diferencia) la escena del crimen. Lo hicieron acompañados de familiares directos de Teresita a quienes instruyeron que no den notas ni declaración alguna a la prensa que se encontraba apostada en el lugar, esperando novedades que no llegaron.

Pudo saberse sí que los sabuesos de la División Investigaciones habrían encontrado, tras arduo trabajo, el presunto lugar donde podrían haberse infiltrado los encapuchados, un garaje que se tiene entrada por la calle Sargento Cabral y que se conecta con los fondos de la vivienda en la que vivía la malograda profesora de Biología.

Lo único nuevo ha sido el hallazgo en el cuello de la malograda profesora de marcas profundas compatibles con el que deja una soga que los asesinos habrían enrollado alrededor del cuello de Teresita. Esto podría ser compatible con lo que escribíamos ayer referente a la posibilidad de que la mujer haya sido torturada para averiguar algo como el lugar donde guardaba el dinero supuesto objetivo de la entradera. Y esto se supo por la autopsia del cadáver.

Las hipótesis de la respuesta son las únicas posibles, la primera es que haya accedido a la petición e indicado el supuesto lugar donde se encontraba el dinero y, la segunda, es que se haya negado la existencia de ese botín. En ninguno de los casos, la respuesta, podría haber desembocado en la posterior golpiza en la cabeza con el fin de ocasionarle cruelmente la muerte.

En cuanto a otros móviles del horrendo crimen se escucharon trascendidos que hay que tomarlos como son, meros comentarios sin fundamentos en hechos que se pudieran comprobar o al menos investigar para arribar a alguna pista seria.

Se dijo que Teresita hacía poco que vivía en esa casa, supuestamente recibida por una herencia y justamente esa palabra herencia volvió mencionarse como para dar una hipótesis que pudiera alentar seguir una punta hacia algún lado.

RECIÉN AHORA BUSCAN CÁMARAS DE SEGURIDAD

Personal Policial y de Tribunales realizó un minucioso recorrido metro por metro en las calles San Luis, donde se encuentra la vivienda, mirando para ubicar cámaras de seguridad que puedan haber captado a los asesinos antes y luego de cometer el homicidio.

Siguieron luego por las calles aledañas, rodeando la manzana de ambos frentes, pero no se pudieron saber los resultados. Claro que si cualquiera de los vecinos tuviera en su DVR una grabación del hecho ya lo hubiera comunicado dado la trascendencia y conmoción pública que ocasionó, pero hasta ahora, nadie avisó nada, por lo que se cree que no existen grabaciones o que si las hay, fueron decomisadas y nadie va a decir nada como para no alertar a los asesinos.

DOLOR DE COLEGAS, ALUMNOS Y AMIGOS

Dado la Pandemia y la imposibilidad de realizar velatorios, quienes quisieron expresar su dolor, se acercaron igual hasta la Casa funeraria encargada de realizar las exequias de la profesora Teresita y fueron dejando sus mensajes de condolencia y dolor por la inesperada partida de la docente cruelmente asesinada.

Se vieron ramos de flores, mensajes cargados de afecto y despedida y lagrimas de pesar de quienes los llevaban para dejarlos como poster homenaje a quien en vida se había ganado el aprecio de sus colegas, amigos y alumnos.

Imagen: El presunto lugar por donde podrían haberse infiltrado los encapuchados, un garaje que se tiene entrada por la calle Sargento Cabral.

Comentar

¿Qué te pareció esta nota?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que te gustó

Podes seguirnos en las redes sociales